Maquinista1¡Hola Desirée! ¿Podrías presentarte y contarnos tu historia en El Ganso hasta llegar a la tienda de La Maquinista?

¡Hola a todos! Soy Desirée, tengo 24 años y vivo en una de las ciudades más hermosas del mundo: Barcelona.

Mi aventura en El Ganso empezó hace 4 años y, como a muchos nos ha pasado, llegó a mi vida pisando fuerte. Mis inicios fueron en Rambla Catalunya y desde el montaje de la tienda me sentí partícipe de este proyecto tan bonito y que tantísimas alegrías me ha dado. Tres años después nos informaban de que El Ganso seguía creciendo en Barcelona abriendo el noveno punto de venta en la ciudad y no dudé en postular como Store Manager. Era el momento adecuado; había terminado mis estudios y podía dedicar todo mi tiempo a la nueva apertura y al equipo, me sentí capaz de asumir la responsabilidad y aportar todo lo que había aprendido. Hace justamente un año me comunicaban la confianza depositada en mí para gestionar la tienda, y hasta hoy. Estamos muy bien ubicados en La Maquinista, tenemos una tienda preciosa y cuento con un equipo extraordinario. La nueva colección de Primavera-Verano está gustando mucho a nuestros clientes, así que ¡contamos con la fórmula perfecta para el éxito!

Desde los 20 años has estado muy unida a El Ganso, ¿Cómo te sientes ahora? ¿Podrías contarnos alguna anécdota divertida que hayas vivido desde tus comienzos? 

Se me vienen a la cabeza miles de anécdotas… guardo especial cariño al equipo que inauguramos Rambla, los días de montaje y lo perdidos que estábamos todos ya que empezábamos de cero. Recuerdo con mucha alegría el tiempo que estuve junto a Carlos (actual coordinador) e India, ya no se trataba solo de trabajar sino de compartir momentos y experiencias con buenos amigos. Recuerdo a Omar (actual coordinador) cuando para pedirme zapatillas me las lanzaba al vuelo, riéndose de mi reacción pues me cogía siempre desprevenida.

 

Maquinista2

 

¿Podrías decirnos cuáles son tus prendas favoritas de la colección de mujer?

Mi última adquisición de temporada ha sido el jersey péplum marino, me encanta el patrón ajustado en la cintura y el vuelo en la cadera, estiliza muchísimo la figura femenina. Ahora, mi prenda estrella es la gabardina. ¡Cada año consiguen hacerlas más bonitas! Creo que es una prenda que no puede faltar en el armario y es perfecta para el tiempo que empieza a hacer en Barcelona.

Ahora que ya comienza a llegar el buen tiempo, ¿qué planes nos propones para disfrutar al máximo de la primavera en Barcelona? 

Perderse por las calles del barrio de Gràcia hasta llegar a alguna de sus plazas, siempre llenas de gente, sentarse en cualquier terraza y disfrutar del encanto del típico “barrio” a dos minutos del centro. Para un plan de domingo más animado empieza la temporada del Brunch Electronik, un evento que ofrece mercadillos de segunda mano y actuaciones de dj’s en el particular recinto del Poble Espanyol. Por último recomiendo sin duda pasear por la ciudad el día de Sant Jordi, patrón de Cataluña. Barcelona se convierte en una enorme librería-floristería al aire libre.

¿Cuáles son tus aficiones?

A los tres años empecé con la danza clásica y, aunque en la adolescencia me vi obligada a dejarlo, era algo con lo que disfrutaba muchísimo. Quizás algún día recupere el tiempo perdido. Por otro lado me encanta viajar y siempre que tengo ocasión me escapo, normalmente a lugares de costa. 

¿A qué lugar te gustaría viajar? ¿Por qué? 

Siempre he tenido pendiente viajar a Cerdeña. Cumple mi principal requisito ya que sus playas son espectaculares y además su gastronomía y sus numerosos restos artísticos llaman mi atención. Espero poder visitar la isla pronto.

Maquinista3

Barcelona es una ciudad llena de vida y emociones, antes de terminar, ¿podrías decirnos cuáles son tus tres lugares favoritos en la ciudad? 

Mi chico y la mayoría de mis amigas viven en el barrio Gótico, el núcleo más antiguo de la ciudad, por lo que es una zona que conozco bien y en la que paso tardes de charlas interminables en una de mis cafeterías favoritas. Como amante de la costa que soy, para pasear siempre opto por la Barceloneta. Tener el mar tan cerca te ayuda a desconectar del bullicio de la ciudad. Ya por último en el barrio del Carmel se encuentra uno de los lugares con mayor encanto. Se trata de Los Bunkers, un mirador con restos de una batería antiaérea de la Guerra Civil Española  que ofrece, sin duda, las mejores vistas panorámicas de Barcelona.