Hace pocas semanas hemos abierto una nueva tienda en el Centro Comercial La Maquinista en Barcelona. Es nuestra quinta tienda propia en la Ciudad Condal y el espacio de venta número ocho si contamos con los córners de El Corte Inglés. Aparte de demostrar la apuesta que El Ganso siempre ha hecho por Barcelona, nos hace especial ilusión por el desafío que esta nueva apertura representa para la marca. Por eso, y para hablar también de otros temas, nos hemos reunido con Désirée. Aquí os dejamos sus respuestas.

equipo

¡Hola Desirée! Antes de nada, ¿podrías presentarte para quien no te conozca?

¡Hola! Mi nombre es Desirée y soy una catalana de 23 años que lleva ya tres formando parte de este gran proyecto, principalmente en la tienda de Rambla de Cataluña desde su apertura en 2011. Comencé siendo part time para poder combinarlo con mis estudios de Psicología pero con el tiempo he ido creciendo y evolucionando hasta dedicarle a El Ganso casi el 100% de mi tiempo. Actualmente soy la responsable de la nueva tienda en Barcelona, ubicada en el Centro Comercial La Maquinista.

Llegas de nuestra tienda de Rambla donde trabajabas de segunda encargada. En el Centro Comercial La Maquinista el público es nuevo, un sitio completamente diferente: ¿cómo te enfrentas a este nuevo desafío?

Pues lo cierto es que siento una mezcla de distintos sentimientos a la vez.

Por un lado, una gran ilusión y entusiasmo por esta nueva apertura, todo el equipo estamos muy contentos con la tienda y la acogida que está teniendo en el centro comercial. De hecho, el público no es tan diferente como pensaba… en los pocos días que llevamos abiertos he visto muchas caras conocidas, clientes que solían comprar en el centro pero como viven fuera de la ciudad La Maquinista les va mejor por proximidad. Hay otros que no nos conocen pero les llama la atención nuestro escaparate y entran a investigar. Intentamos que como mínimo se lleven una sensación positiva y se queden con ganas de volver y probar nuestras prendas. Aun así todavía nos hace falta hacernos un poco más conocidos por aquí, ¡esto es enorme!

Por otro lado, siento muchos nervios. Soy muy exigente conmigo misma, siempre intento con todas mis fuerzas conseguir lo que me propongo con éxito y este es un gran desafío, aunque estoy segura de que junto al equipo conseguiremos buenos resultados. Y ya, por último, un poquito de nostalgia al dejar la tienda de Rambla.

Sabes que para El Ganso el espíritu de equipo es muy importante. ¿Qué es para ti lo que une a un equipo? 

¡Lo sé! Creo que es básico y esencial que haya un buen clima para que todos podamos trabajar a gusto y de la mejor manera posible, que existan las tres C: Comunicación, Compañerismo y Compromiso, consiguiendo así implicarnos al máximo en el desempeño de las tareas. Creo que también es importante potenciar lo que a cada miembro se le da mejor, sin olvidar que todos tenemos que saber hacer de todo. Considero que lo que realmente hace a nuestros equipos especiales es la ilusión que transmitimos y el vínculo que se crea con el proyecto.

Creo que Jordi, Leo, María y yo reunimos todas las características. Estoy encantada con ellos y aunque hace poquito que trabajamos juntos, ¡parece que nos conozcamos de toda la vida! Venimos de caminos muy diferentes, pero hemos conseguido en muy poco tiempo adaptarnos a todos estos cambios tan repentinos;  nueva tienda, nuevas posiciones y responsabilidades e incluso un cambio de ciudad en el caso de María. Tenemos mucha ilusión por la tienda, hemos estado en el montaje y hemos vivido su proceso de cambio, por lo que se ha desarrollado un sentimiento de pertenencia, una unión especial entre nosotros y creo que lo transmitimos. ¡La sentimos y cuidamos como si fuese un tesoro!

 

desiree¿Cómo conociste El Ganso y como llegaste a trabajar para la empresa?

Conocí El Ganso hará cosa de 3 años y unos meses gracias a Omar (actual store-manager de la tienda de Rambla). Fui una tarde a buscarle al trabajo para tomar un café y estaba en ese momento en la tienda del Borne con Montse, su store-manager. Me quedé asombrada con el estilo de la ropa, la vitalidad de los colores, la decoración, los muebles… en general con todo el universo que envolvía aquella tienda que, a pesar de ser pequeñita, irradiaba originalidad y exclusividad. Era algo que no había visto antes y me llamó la atención hasta tal punto que empecé a bombardear a Omar con todo tipo de preguntas sobre la marca. Unos meses después, me contó que la firma seguía creciendo en Barcelona y se abría una tienda nueva en Rambla Cataluña. No me lo pensé dos veces. También he vivido su evolución desde el minuto cero, he trabajado con profesionales y personas excepcionales y he hecho muy buenos amigos. Incluso podría decir que he crecido y madurado a la par que la tienda junto a personas como Manu, Carlos y Omar. Ellos me han formado indirectamente para el reto que ahora me toca asumir junto a mi equipo, y lo cierto es que les debo mucho ¡y les echo de menos!

Así que como ves, ¡tengo el corazón dividido en dos! (se ríe).

¿Una ciudad para vivir, una para ir de visita, otra para celebrar?

Para vivir sin duda Barcelona. He nacido y crecido aquí y creo que es una ciudad muy completa. El clima es perfecto, la ciudad brinda todo tipo de ofertas culturales y de ocio y tener la posibilidad de escaparte a la playa o a la montaña en poquito tiempo y desconectar, me parece un lujo.

Para ir de visita Drubrovnik (Croacia). Estuve de vacaciones el verano pasado y me quedé asombrada con el encanto de esta pequeña ciudad; las murallas que la rodean y su historia, el casco antiguo y las islitas que están alrededor, algunas consideradas Parques Nacionales Protegidos, pequeños lugares paradisíacos que recomiendo visitar sin duda.

Y para celebrar… me gustaría ir a Mikonos. Lo cierto es que todavía no he estado, pero mucha gente me ha hablado maravillas de la isla, su ambiente y sus playas.

¿Si fueras un súper héroe, cuál sería tu súper poder?

Se me ocurren varios, pero creo que me decantaría por poder teletransportarme con un chasquido de dedos al destino que quiera en el momento que me apetezca. Quizás influye en mi decisión que tengo algo de fobia a los aviones…

¿Después de una jornada intensiva de trabajo, que es lo que te apetece hacer cuando llegas a casa? 

Lo cierto es que entre la tienda y la universidad me queda poquito tiempo para mí, pero siempre aprovecho los ratos libres para hacer ejercicio, ver a mis amigos o pasar tiempo con mi familia, ¡ni se me ocurre saltarme nuestras fiestas familiares! Somos muchos y cuando conseguimos juntarnos todos es una alegría. Pensando en mi momento del día más tranquilo sería por la noche, en el sofá de casa en compañía de mi chico y como no, mi gato (quien me conoce ya sabe mi amor por él -se ríe-) viendo una buena película o serie. Ahora mismo estoy con True Detective y tiene muy buena pinta, si os gusta el género policíaco, el suspense y Matthew McConaughey ¡os la recomiendo!