En A Coruña, nos puedes encontrar en el número 7 de la Calle Fonseca. Una de las primeras tiendas que El Ganso abrió en el Norte de España y que nos hace especial ilusión presentar una vez más hoy. Nos hemos acercado a Pablo, quien es hoy su store-manager y nos ha contado su experiencia en la marca y en esta tienda.

equipo

¡Hola Pablo! ¿Por favor, puedes decirnos quién eres y qué haces exactamente?

Hola! Soy Pablo, un chico que nació en Vigo hace 28 años (es probable que cuando se publique esta entrevista ya sean 29, jajajaja) y desde hace poco más de un mes formo parte del equipo de A Coruña como store-manager.

Has empezado en El Ganso en la tienda de Vigo, como dependiente para luego irte a nuestro espacio de venta de El Corte Inglés y gestionarlo. Ahora te encuentras gestionando otra tienda en otra ciudad, una de las más importantes de El Ganso. ¿Cómo vives este reto?

Gracias a la experiencia vivida en El Ganso hasta este momento, lo vivo con mucha ilusión, con mucha pasión y sobre todo, ¡Con mucha felicidad!

En Vigo comencé el 3 de Noviembre y allí me encontré el mejor equipo con el que hasta la fecha había trabajado. El tiempo que pasamos juntos Rui, Diana y Juan fue corto, pero muy intenso, y a ellos les debo muchísimo, ya que fui el último en incorporarme al equipo. Desde el primer día me trataron como uno más y sobre todo me transmitieron los valores y la pasión por formar parte de El Ganso. Teníamos y tenemos una relación estupenda, dentro y fuera de la tienda, ¡Gracias chicos!

En Enero, un poco a mi pesar por separarme de mi equipo, pero con la ilusión de afrontar un nuevo reto y aprender cosas nuevas, me fui al corner que El Ganso tiene en El Corte Inglés de Vigo. Allí no solo aprendí cosas nuevas, si no que todo ello pude compartirlo con Silvia y aunque no coincidíamos mucho por los horarios también hicimos un equipo perfecto.

Ahora estoy en La Coruña, una nueva ciudad (que por cierto me encanta), con un equipo que lleva haciendo un increíble trabajo desde hace más de dos años, y la acogida no ha podido ser mejor. Carmen, Sonia y Juan me han ayudado mucho en esta transición y con el trabajo que llevamos realizando durante todo este mes, las expectativas son muy prometedoras.

 

¿Cómo descubriste El Ganso y cómo llegaste a trabajar para la marca?

Pues aunque parezca mentira, hasta poco antes de entrar a trabajar en El Ganso no lo conocía, o no sabía que lo conocía, porque nuestras zapatillas sí que las había visto bastante pero no sabía que eran de El Ganso.

Llevaba cuatro años seguidos trabajando en el comercio, pero nunca en el sector textil y tenía muchas ganas de incorporarme a él. Fue cuando mí tío, al que le estoy tremendamente agradecido (¡Gracias Javi!), me habló de El Ganso, inmediatamente me puse a buscar información en la web y  descubrí que aquellas zapatillas que tanto veía eran de El Ganso. Me gustó todo lo que veía: la ropa, la historia de la marca. Sin dudarlo ni un momento preparé una carta de presentación, imprimí mí curriculum y me fui directo a la tienda de Vigo.

Esa misma semana recibí una llamada de Nacho para hacer una entrevista, pero aunque para ese primer puesto del corner del ECI no fui seleccionado, dos semanas después, Nacho volvió a llamarme  para que me incorporase en la tienda de Vigo.

pablo

Si deberías definir la marca en cinco palabras, ¿cuáles elegirías y por qué?

Empezaría por Juventud. En Marzo, cuando estuve en Madrid en la reunión de store-managers, me quede sorprendido de lo jóvenes que éramos todos, me impresionó que un proyecto como este lo estemos haciendo posible gente joven. Te das cuenta de la Pasión – ahí va mi segunda palabra – con la que trabajamos todos. Es como si El Ganso lo hubiésemos creado cada uno de nosotros o como si trabajásemos para nuestra propia Familia – y ahí el tercero -, es fantástica la relación que tenemos, tanto la que hay entre los equipos de tienda como con el resto de personas que trabajamos en El Ganso. Los emails los empezamos y terminamos con besos, abrazos, gestos de cariño y afecto. Cuando hablas por teléfono con alguien que nunca habías hablado parece que nos conocemos de toda la vida. Para mí esto no tiene precio, vienes a trabajar con unas ganas y una Alegría – otra palabra más – enorme.

Y la última palabra es Ambición, aunque por las posibles connotaciones negativas que pueda tener diré ganas de crecer, que son tres, pero son unas ganas de crecer como grupo, como equipo. Todos queremos que nuestros éxitos sean los éxitos de El Ganso, queremos hacernos grandes y mejores todos juntos.

 

Si tuvieras un súper poder, ¿cuál sería y por qué?

Sin duda mi súper poder sería el que tenía Peter Petrelli en la serie  “Heroes”. Peter tenía una empatía con todas las personas enorme, y través de eso era capaz de aprender los súper poderes que tenían las otras personas.

Aunque no tenga ese súper poder, siempre intento aprender todo lo que puede de las personas que tengo a mi alrededor.

 

Me han dicho por ahí que eres un gran adicto a la literatura de montaña. Una pasión inesperada y sorprendente: ¿nos cuentas más?

Realmente la pasión no es solo por la literatura, si no por la montaña en general. Lo que ocurre es que cuando algo me gusta mi mente no deja de pensar en eso, y cuando empecé a escalar no me limitaba solo a escalar,  llegaba a casa y veía todos los videos de montaña que conseguía y  leía todas las revistas que podía.

Un día unos amigos estaban hablando de la Cara Norte de Eiger y me quede impresionado. Cuando llegue a casa me puse a buscar videos pero no encontré ninguno, así que esa misma noche compré mi primer libro de montaña “La araña blanca”, que cuenta lo sucedido en esa pared hasta que fue escalada por primera vez. Este libro me llevo a otro y este a “Los Conquistadores de lo inútil”, para mí el que hasta la fecha más me ha gustado. Después de este ya no pude parar.

Espero algún día ser protagonista de alguna de esas aventuras.