El Ganso tenía como asignatura pendiente llegar a la ciudad de Salamanca. Desde el pasado 7 de febrero es una realidad, ya nos puedes encontrar en el número 68 de la calle Toro donde te esperan Juan y su equipo. Esta semana, nos hemos acercado a la tienda y hemos charlado con él. Nos cuenta su recorrido en la empresa, las tiendas por las cuales ha pasado y sus ganas de hacer de Salamanca, una de las referencias de la marca.

equipo

¡Hola Juan! Cuéntanos un poquito quién eres y a qué te dedicas exactamente.

Hola!! Soy Juan, un joven madrileño, que trabaja de encargado desde hace unas semanas en la nueva tienda de Salamanca.

La tienda de Salamanca se abrió muy recientemente, es un desafío importante: ¿cómo lo abordáis con tu equipo?

Si así es, es un gran desafío en el que pongo a prueba todo lo que se, pues con el equipo lo hemos cogido con muchísimas ganas, queremos hacernos un hueco en el mercado de esta ciudad, había mucho público que ya nos estaba esperando pero tenemos que trabajar por dar a conocer la marca y que todo el mundo lleve prendas El Ganso!

 

Hablando de equipo, ¿cuál es para ti la mejor definición de un equipo?

Para mí un equipo es una familia… sé que suena muy típico pero es donde pasas la mayor parte del día, tanto en el centro de Castellana como en la tienda de Vigo que son las tiendas donde más estuve, mi experiencia fue increíble, creo que para crear un gran equipo, hay que valorar todas las partes del mismo, y sacar lo mejor de cada uno, es importante que todos nos sintamos piezas importantes dentro.

 

¿Cómo conociste El Ganso?

Las primeras prendas que vi de El Ganso eran una camisa y unas zapatillas que le regalaron hace unos 3 años a mi hermano, me gustaron y le copie un poco…

juan

¿Y cómo empezaste a trabajar con nosotros? ¿Cuál ha sido tu recorrido hasta ahora dentro de la empresa?

Las navidades del 2012 me comentó mi madre que estaban buscando gente para trabajar en El Ganso, y de manera inmediata hice llegar mi CV, empecé trabajando en el Corte Ingles de Sanchinarro por temporada de navidad. Al terminar, Nacho (coordinador de las tiendas de Madrid) me dijo que no había sitio para re-colocarme pero que estaban contentos con mi trabajo y en el futuro contarían conmigo. Y así fue, pasados tres meses me dieron la oportunidad de entrar en la tienda de Fuencarral 2, y pasadas unas semanas me llamaron para formar parte del equipo de nuestra tienda del Centro Comercial Castellana 200. Allí Noelia y Txema me enseñaron todo lo que más adelante necesité, ya que pedí un traslado a Vigo, donde me sentí una pieza importante al haber sido el único que había trabajado en la marca. Intenté inculcar allí el espíritu de superación y hacer que se sintieran involucrados en el proyecto y seis meses después surgió esta grandísima oportunidad que no podía dejar pasar: ¡abrir una tienda como store manager!

 

¿Tres cosas que para ti definen a la marca?

Elegancia, personalidad y superación.

 

¿Algo que harías por amor?

Dicho así suena muy cursi pero realmente es así: cambié de ciudad por un amor de un verano,  llevábamos ya un par de años de relación a distancia y ha sido un tiempo magnífico cerca de ella, además de que ha sido una experiencia que me a hecho madurar en lo personal y en lo profesional.

 

¿Una pasión que tengas en particular y por qué?

Me encanta ver deporte, he llegado a pasar noches sin dormir por ver partidos de la NBA, es mi pasión, aunque en realidad me encanta casi cualquier deporte, valoro mucho el esfuerzo que tiene que realizar un deportista para llegar a la élite.