Al principio del mes de Diciembre, El Ganso decidió colaborar con Make-A-Wish Spain® porque compartimos muchos valores entre los cuales el esfuerzo y la ilusión. Estos dos valores fueron los que hicieron crecer a El Ganso en estos nueve años de vida, y son el motor de Make-A-Wish Spain®. No hay magia, simplemente esfuerzo e ilusión, con muchas ganas de hacer que los niños que padecen enfermedades graves puedan a su vez volver a tener ilusión. Hoy en este día de Reyes, queríamos compartir más información sobre Make-A-Wish Spain® y para eso nos contestan Carmela y Daniel. Nos explican no solo exactamente qué es Make-A-Wish Spain®, sino qué como podemos todos participar y hacer que estos niños enfermos vuelvan a tener ilusión.

Carmela Daniel

Hola Daniel, cuéntanos un poquito qué es Make-A-Wish Spain® y a qué os dedicáis.

La Fundación Make-A-Wish Spain® es una entidad sin ánimo de lucro que ayuda a niños y niñas entre 3 y 18 años que padecen enfermedades graves, a hacer realidad sus ilusiones como tratamiento de vida; ilusiones que les aportan esperanza de futuro, alegría y la fuerza necesaria para vencer su enfermedad.

¿Cómo trabaja Make-A-Wish Spain®?

El primer paso es recibir una solicitud que solo puede realizarse por el propio niño y su familia o por el médico que le está tratando. El respeto a los niños enfermos y a sus familias, es un valor esencial de la fundación, por ese motivo sólo entramos en sus vidas cuando ellas mismas o sus médicos o enfermeras nos lo solicitan.

Tras este primer contacto, confirmamos su idoneidad, es decir que cumple con las condiciones para ser beneficiario de la fundación, como es que tengan entre 3 y 18 años, que padezca una enfermedad grave que ponga en peligro su vida, que sea capaz de identificar su ilusión y que no haya sido beneficiario de una fundación similar. Una vez confirmada, nos encontramos para conocerles, saber cuál es la ilusión que le mueve y preguntarle qué está dispuesto a hacer para conseguirla. A partir de ese momento el niño, junto con sus hermanos y sus padres, tienen que trabajar por su ilusión.

Los “deberes” que hacen los niños son muy variados, desde un dibujo proyectándose en su ilusión, hasta todo tipo de manualidades e incluso cosas importantísimas como comerse toda la verdura para estar fuerte para su tratamiento o sonreír a los médicos.

Poco a poco en los sucesivos encuentros que mantenemos, vamos diseñando su ilusión junto a él. En esta dinámica marcada por el cumplimiento pequeños objetivos, la familia anticipa la ilusión, integrando el sufrimiento y la enfermedad en una realidad más amplia en la que también caben emociones muy positivas, como la alegría, la sensación de eficacia y la esperanza.

Por este motivo, es muy importante que el niño sepa que es el protagonista y que va a ser él quien con su esfuerzo lo va a conseguir. Sin sorpresas ni regalos.

Una vez controladas todas las condiciones de seguridad y bienestar del niño y de su familia, se entrega al niño y a su familia un documento con todos los pormenores de lo que sucederá durante su ilusión. Es el momento de máxima tensión donde la esperanza se convierte en algo muy real.

La ilusión se hace realidad como culminación del trabajo de una familia unida ante la adversidad y ante la esperanza. La experiencia de eficacia personal y de superación acaba revirtiendo en sí mismos.

 

¿Cuánto tiempo lleváis dedicandoos al ayudar a los niños y qué aceptación habéis encontrado entre todos los participantes?

Este año 2014 es nuestro 15 aniversario. Primero como Fundación Ilusiones desde el año 1999 y ahora, desde 2009 como el afiliado en España de la fundación internacional  Make-A-Wish, fundada en Arizona en 1980 y presente en casi 50 países de todo el mundo.

La verdad es que en cuanto los médicos, las familias nos conocen entienden la importancia de hacer realidad una ilusión cuando se está pasando, tal vez, por los peores momentos de sus vidas. Cuando nos acercamos a los beneficiarios – incluyendo aquí el niño con enfermedad grave y su familia- para ellos, y para nosotros es como un rayo de luz, de esperanza, de ILUSIÓN, y su actitud cambia de forma muy positiva en todos los aspectos.

Hacer realidad su ilusión consigue que estos niños que luchan cada día por sus vidas, sustituyan emociones negativas como el miedo y la soledad transformándolas en energía, vitalidad y espíritu de lucha. Este cambio se produce desde el momento en el que los niños y sus familias comienzan a trabajar en su ilusión proyectándose en un futuro cercano. Trabajar por su ilusión es una fuente de vida que le generará una reacción positiva en sus sistemas de respuesta a la enfermedad. Así lo ha podido observar también el personal sanitario que trata a nuestros beneficiarios, que ahora integran como parte del tratamiento la experiencia que supone trabajar por una ilusión en una familia.

Hoy nuestra red solidaria alcanza a más de 200 profesionales de la medicina repartidos en 22 hospitales españoles (Barcelona, Madrid, Málaga, León, Oviedo, Zaragoza, Sevilla, Asturias, Bilbao, Palma de Mallorca, Murcia y Granada), a más de 1.000 profesionales del sector privado español, repartidos en más de 250 empresas colaboradoras que desde el principio nos han dado su soporte en la construcción y materialización de las ilusiones y a casi un centenar de voluntarios comprometidos con nuestra causa.

Sin todos ellos no podríamos hacer de nuestra misión una realidad.

 postalmaw
La postal que algunos de vosotros habéis recibido con vuestro pedido online

¿Una anécdota en particular que podéis contarnos?

Tenemos un montón de historias preciosas que podemos contar, llenas de ilusión, que nos han transmitido la genialidad de los niños: desde el que su ilusión es nadar con delfines, o que campanilla le de polvos mágicos para poder con todo, conocer a Mickey Mouse, saber el secreto de Buzz Lightyear, o conocer a Chiquito de la Calzada, a Melendi, a Bisbal, o hasta quien tiene la ilusión de hablar con el Alcalde de su ciudad para decirle cómo hacer de su ciudad la mejor del mundo. Es impresionante lo que aprendemos día a día de los niños.

Pero sobre todo lo que más nos llena es la cara de satisfacción de los niños y sus familias una vez han hecho realidad su ilusión. Es una cara de victoria, de saber que todo es posible cuando se trabaja para conseguirlo. Es impresionante.

 

Carmela evidentemente, nosotros tenemos una, que fue titular e hizo mucho ruido en internet hace poco: el BatKid… ¿Puedes contarnos cómo una acción así se lleva a cabo?

Lo de BatKid fue una ilusión maravillosa, que dio la vuelta al mundo. Realmente el hecho de que Make-A-Wish sea una de las Fundaciones principales de Estados Unidos, ayuda bastante pero a nuestra escala, hemos hecho ilusiones parecidas. ¿Cómo se lleva a cabo una acción así? Pues toda ilusión tiene el mismo arranque, el niño se pone en contacto con la oficina afiliada correspondiente para contarles cuál es su máxima ilusión y la oficina, la familia, los médicos, los voluntarios y todo se pone en marcha. Fue increíble porque diseñaron la acción y, como siempre, todo el mundo estaba dispuesto a participar pero además hicieron un llamamiento a los ciudadanos de San Francisco, conociesen o no la Fundación, y tuvieron un éxito impresionante. De hecho hubo un voluntario que ofreció su coche para realizar su ilusión y, como él, 14.000 personas quisieron compartir la ilusión de Miles.

Nosotros tuvimos a una niña que su ilusión era conocer a Pikachu. ¿Qué hicimos? Lo primero, estudiarnos todo de arriba abajo! Al final le montamos todo un mundo de Pokemon en Cosmo Caixa y diseñamos una serie de pruebas, con el apoyo de muchos voluntarios, para convertirse en Entrenadora Pokemon en la Tierra, certificado que por supuesto le dio el propio Picahu en persona.

 

Lo más importante: ¿Cómo podemos ayudar, a nivel personal o empresarial a Make-A-Wish Spain®?

Toda ayuda para la Fundación es vital. Se puede colaborar de muchas formas. A nivel personal, se puede ser voluntario para la Fundación y dedicar una mañana o una tarde a ayudarnos. También se puede ser voluntario en una ilusión grande, como la de BatKid.

También a nivel personal se pueden hacer retos deportivos.

A nivel empresarial, vosotros nos estáis apoyando con las estrellas de la ilusión que es una grandísima ayuda y os lo agradecemos muchísimo. Se puede hacer teaming, apadrinar ilusiones, hacer microdonaciones, comprar y compartir productos solidarios o incluso podemos crear una campaña o un evento específico para la empresa. Os animamos a que visitéis nuestra página web o que os pongáis en contacto con nosotros y juntos podemos estudiar la mejor forma de colaborar.

Es un privilegio asistir en primera fila de lo que somos capaces por la ilusión de un niño. Es una experiencia única e inolvidable para todos los que participamos y que nos anima a seguir provocando ilusión en muchos más niños y niñas que padecen enfermedades graves.

Muchas gracias.