Camina a diario por las calles de Madrid compartiendo su energía con el mundo. Le gusta emprender, soñar, ser amigo de sus amigos y tener muy cerca a su familia. Víctor Rodado destaca por sonreír en todo momento, disfrutar de la vida y apasionarse por su trabajo. Su ilusión y sus ganas de hacer las cosas  bien y con cariño se han convertido en las claves de su día  a día. Los últimos años de este joven emprendedor, licenciado en Periodismo y nacido en Madrid, han sido una locura pues no ha parado ni un minuto de idear nuevos proyectos. A Rodado le encanta la tecnología. Hoy, este joven de espíritu inquieto, nos explica qué proyectos tiene entre manos y cómo hace para llevarlos adelante. Sus palabras son optimismo puro y duro ¡Veamos lo que nos cuenta!

batch-6

Hola Víctor podrías presentarte para la gente que no te conoce.  

Soy de Madrid, tengo 24 años y no paro ni un segundo. A veces soy incluso un poco pesado… Llevo emprendiendo en Internet desde los 20 años, es mi vocación.

Sabemos que te apasiona emprender y sacar adelante nuevos proyectos. ¿Dónde nace esta pasión?

No estoy seguro de donde sale “esa pasión”, en mi familia no hay empresarios pero creo que la culpa es de mis padres. Cuando tenía 8-9 años mis padres todos los veranos me ponían en el paseo marítimo de Oliva (Valencia) a vender pulseras de conchas que recogía por la mañana en la playa, me cogía mi caja de leche, montaba un mostrador y a ver cómo vendía mis pulseras. Puede que sea el origen de todo esto.

 

¿Qué proyecto lideras en estos momentos?

Co-lidero Upplication junto a mis socios Juan Sicilia y Jose Luis Vega de Seoane. Upplication es un creador de apps, hacemos que la gente sin conocimientos de informática sea capaz de crear su propia app móvil en 3 pasos, actualmente si alguien quiere hacer una app tiene que hacer una gran inversión de tiempo y dinero. Queremos romper con todo esto y hacer que cualquier persona cree su app de una manera sencilla, rápida y barata.

 

Eres de los que apuesta por cambiar el mundo a través de la tecnología. ¿Cuál es tu papel en este cambio?

Yo veo la tecnología como algo que está al servicio de los seres humanos, la tecnología nos hace la vida más sencilla. Nosotros tenemos ese objetivo, queremos que Upplication aporte valor real a las pymes y que consigan ganar dinero con las apps que crean con nosotros, queremos mejorar su vida.

 

Sabemos de buena tinta que hace tiempo que vistes de El Ganso y que tus zapatillas te han acompañado en muchas aventuras empresariales. Cuéntanos, ¿ cómo conociste la marca y en qué te identificas con ella?

Recuerdo hace mucho tiempo cuando iba a la tienda que tiene el Ganso en la calle Fuencarral número 2, me compré hace años las primeras zapatillas y con las que me trajeron los reyes este año ya son cuatro pares. Me las pongo para reuniones, para conferencias, para unas cañas, para todo… Me gusta la historia emprendedora que tiene detrás la empresa, ejemplo de esfuerzo y buen hacer empresarial.

batch7

¿Cuál es tu tienda de El Ganso favorita,  el grupo de música con el que enloqueces y tu mayor pasión

Sin duda la de la Calle Fuencarral 2, si no me equivoco fue la primera. Mi grupo son The Strokes y mi pasión es mi familia y mis amigos, hacer cosas con ellos.

 

Sabemos que apuestas por hacer tu trabajo con cariño cuidando al máximo los detalles. ¿A qué te refieres?

Las cosas o se hacen bien o no se hacen, a veces es complicado pero tener como máxima hacer las cosas bien minimiza mucho las posibilidades de equivocarte.

 

¿Cuál ha sido tu mayor éxito y tu gran fracaso? ¿Cómo asumiste ambos?

A mi lo de los fracasos no me va, me han salido muchas cosas mal pero no las veo como fracasos ya que todas me han dado muchas cosas buenas que ahora mismo estoy usando para mejorar. De todos los proyectos que he creado algunos han ido mal, claro, y hay que asumirlo con humildad sabiendo que has hecho cosas mal. Nuestro mayor éxito sin duda es conseguir sacar al mercado un producto tan potente como Upplication.

 

¿Cuál es tu lugar favorito para hacer “El Ganso”?

La oficina de Upplication y cualquier calle de Malasaña, me siento en mi salsa en ambos sitios.