por Félix Muñoz

 

Félix Muñoz (crítico versátil pero fundamentalmente gastronómico como podréis comprobar en su blog Espacios Secretos) inaugura una serie de escritos para Beat on the Blue de carácter más foodie con este post sobre el restaurante Santo, de clara inspiración brasileña y con un acogedora decoración en su espacio de la céntrica calle de Caños del Peral.

 

Santo 

 

Cuando uno visita un restaurante el leitmotiv suele ser gastronómico o social y muchas veces se pierde parte de la experiencia por no conocer algo más. Siempre he sentido debilidad por esos lugares que cuentan una historia ya que de alguna u otra manera eso se termina reflejando en la experiencia gastronómica.

La historia del restaurante Santo es la historia de Juliana Aguiar.

Aprovechando que hasta el 11 de Octubre están organizando su primer Festival gastronómico brasileño, nos acercamos a la calle Caños del Peral a conocer el Restaurante Santo y a Juliana Aguiar.

Hace trece años que esta joven brasileña decide dejar su tierra natal en la que trabajaba como actriz de culebrones, aunque esta última parte me dijo que no la contara … ups para lanzarse a la aventura y venirse a España a aprender el idioma y dedicarse a lo que más le gusta: la cocina. Tras unos años de aprendizaje, vuelve a Rio de Janeiro para investigar en profundidad con las materias primas originarias de su país. En su regreso a España comienza a colaborar con Andoni Aduriz en el restaurante Mugaritz uno de los restaurantes más emblemáticos del norte de España. Ha terminado su aprendizaje y ha llegado el momento de lanzarse y llevar a cabo su sueño: Su propio restaurante.

El restaurante Santo abre sus puertas en 2011 con un concepto gastronómico basado en el producto mediterráneo y en el concepto de Comfort Food, con sabores cercanos y familiares y una atmósfera que nos hace sentir como en casa con sus amplios espacios, sus mesas de madera y la decoración motivada por elementos de la cocina.

A Juliana le gusta emprender y de ahí nace la idea de este Festival gastronómico brasileño en el que además del menú propiamente dicho, los sábados del Festival serán el “día del puchero” con guisos propios de la tierra como la Moquecada, la galinhada con quiabo o la feijoada que tendrán el añadido de poder disfrutar de música en directo con la participación del grupo Choro de Santo, formado en exclusiva para el evento por Fernando de la Rúa.

Para un futuro la idea es traer a la cocina de Santo a otros chefs brasileños para que compartan algunos de sus platos.

Y llegó el momento de “jantar”.. Nosotros tuvimos la oportunidad de probar algunos de los platos del menú brasileño:

Comenzamos con unos aperitivos para ir abriendo boca:

- Chupito feijoada, un formato diferente del tradicional guiso brasileño con una agradable textura.

- Pâo de queijo, acompañado de una crema de queso.

- Biscoito globo, que es un aperitivo muy famoso vendido en las playas de Rio de Janeiro.

A continuación nos deleitan con algunas tapitas típicas brasileñas:

- Siri catado con Biju de tapioca, una pequeña ensalada de algo parecido al txangurro.

- Arrumadinho de carne de sol con una presentación similar a los tacos con carne secada al sol.

- Queijo coalho a la parrilla con mermelada de malagueta, un queso típico del Nordeste del país que se presenta a modo de brocheta. Muy rico.

Como plato principal, el picadinho carioca, presentado en diferentes recipientes donde el actor principal es la cazuela en la que encontramos un guiso de solomillo de buey coronado con un huevo cocinado a baja temperatura secundado por un plato de arroz con plátano frito y otro con un acompañamiento de yuca rayada. La idea es mezclar todos los sabores. Un plato contundente.

 

picadinho de solomillo de buye con huevo a baja temperatura y sus aconpa...

Picadinho de solomillo de buey coronado con un huevo cocinado a baja temperatura

 

Hay que dejar un hueco para los postres que llegan a modo de 3 mini postres y que levantaron grandes elogios en la mesa.

- Manjar de coco con coulis de mango, cuyo nombre le viene al pelo, ya que es delicioso.

- Crema de aguacate cuya versión dulce le da un giro a los usos a los que nos tienen acostumbrados con esta fruta

- Pastel de plátano con chocolate de sabor intenso y en el que sus dos ingredientes principales cohabitan a la perfección. Recomendable tomar el último para que la intensidad del chocolate no oscurezca los sabores más tenues de los otros postres.

 

Trio de postres (4)

Trío de postres

 

Y entre tanta comida y con estos sabores tan exóticos qué mejor que optar por la caipirinha para maridar. Yo personalmente me decanté por la de guayaba.

Finalizando la cena pudimos seguir charlando con Juliana sobre la misma y los diferentes ingredientes usados en general y la yuca en particular que aparece de una u otra forma en la mayoría de los platos.

En Restaurante Santo son conscientes de que en España no hay una tradición demasiado arraigada en el concepto restaurante con tienda delicatessen pero a su propietaria le gusta la idea de tener esos ingredientes que ella va utilizando expuestos para que el público pueda comprarlos y además potencia esa imagen de Comfort Food que busca.

Sin duda un lugar para tener en cuenta en la agenda gastronómica de los que busquen un plan informal o incluso acercarse a probar el Brunch, cada vez más de moda entre los jóvenes.

Fotos: Santo restaurante