En la sombra de Nueva York, Chicago o San Francisco, ciudades que los turistas suelen elegir para descubrir el continente norteamericano, está Los Ángeles, ciudad de tamaño gigantesco. La cultura del coche que tantas veces da a esta ciudad una reputación estresante, también es una de sus fortalezas. Es una ciudad con una identidad muy fuerte, que consigue por una parte afirmar sus raíces mexicanas y americanas y por otra parte acoger a quien se atreva a venir a vivir en ella y asimilar esas culturas ajenas.

Beverly Courier

Los Ángeles tiene lugares con encanto, como por ejemplo los canales de la zona de Venice Beach. Su pionero, Abbot Kinney, nace en Nueva Jersey en  1850 y se muda a Washington donde su familia se dedica a la política. Con 16 años, Abbot se va a estudiar a Europa, concretamente a Heidelberg, París y Zurich. Y es allí, durante un viaje a Venecia, donde se enamora de los canales de la ciudad y del urbanismo de la misma. Vuelve a Estados Unidos donde ejerce de conservacionista en varios lugares del estado de California. En 1880, tras regresar de un viaje por la India, su asma le impide entrar en San Francisco por culpa de la nieve por lo que decide entonces bajar al sur de California donde se vuelve a enamorar de la zona.

En 1881, su padre y él compran una larga parcela de terreno al sur de Santa Mónica con la idea de proponer ahí la construcción de un centro cultural equivalente a una ciudad de Europa. La ciudad que Kinney tiene en mente es por supuesto Venecia. Algunos años y desventuras después, acaba construyendo los canales que todavía están en Venice Beach. El gran proyecto del centro cultural no gusta y al final se convierte más en una zona balnearia que en un referente intelectual del pacífico, pero ahí están los canales todavía, recordándonos el sueño un poco loco de este hombre llamado Abbot Kinney.

Venice Canals

Venice Canals

La bâche bleue

Venice Bitch

Los Ángeles ha sido durante mucho tiempo la ciudad del entretenimiento, la que mejor representaba el sueño americano. Esa mitología de celuloide y éxito sigue bien viva, y aunque los estudios tienen ahora más dificultades para conseguir que se ruede algo, consiguen sobrevivir gracias a las series de televisión.

Aún así, muchas películas y series famosas se hicieron en Los Ángeles, a veces incluso creando la ilusión de que la ciudad fuese otra. Se7en, Pulp Fiction, Origen, Blade Runner, Heat, El Gran Lebowski, Armaggedon entre otras, han utilizado el centro de la ciudad a veces creando la ilusión de que nos encontramos en Nueva York. Por ejemplo, ¿sabíais que la escena de los meteoritos de Armaggedon destruyen en realidad una de las avenidas principales de la ciudad de la costa oeste? Dar un paseo por las calles Los Ángeles es como adentrarse en las películas más vistas de todos los tiempos. Cualquier rincón tiene una historia, una escena y la arquitectura tiene un papel muy interesante. El centro tiene un toque art-déco que hace de ella una ciudad original y elegante. Pero las afueras, por ejemplo Beverly Hills u otras colinas también traen guiños unas veces más cómicos (Clueless), otras veces más inquietantes (Mulholland Drive).

Hollywood Sign from Mullholland Dr.

Mullholland Dr.

Bubba Gump

Central Perk

Baywatch

Urban Light

Market Liquor

500 days

307 S. Broadway

Dump

Los Angeles Theatre

Eastern Tower

Si es verdad que todo en Los Ángeles se hace en coche y que uno puede recorrer una autopista durante hora y media y todavía estar dentro de la ciudad, la riqueza y la diversidad que eso trae no tiene precio. ¿Y vosotros? ¿Conocéis Los Ángeles? ¿Os parece una ciudad que encaje con El Ganso?